3/11/11

Discos que pueden durar 1000 años



En este blog se ha tratado en varias ocasiones la poca durabilidad de los soportes digitales (por ejemplo, aquí) lo que hace que la literatura digital y la literatura digitalizada (y, en general, cualquier dato) sean más vulnerables que nunca. Contrariamente a la creencia popular, cualquier soporte actual digital (cinta, semiconductor, CDROM, DVD,...) tiene mucha menor duración que los tradicionales (papel, piedra, papiro,...). Normalmente, los soportes comerciales no aguantan más de 5-15 años de uso normal y, en condiciones óptimas, llegarían a los 100 años. Y eso sin contar los problemas de entendimiento del código. Mientras que un libro sólo necesita, ahora y hace 600 años, unos ojos que lo lean, un código memorizado digitalmente necesita un hardware y un software que varían con tanta velocidad que lo que se grabó hace apenas quince años en un disckette de 5 pulgadas hoy es prácticamente ilegible. Ningún ordenador actual lleva discketera de ese tamaño. Y no digamos de las tarjetas perforadas de los años setenta.

La firma Millenniata ha anunciado el desarrollo de un nuevo disco duro - que denomina M-Disc- que, según la compañía, puede llegar a durar 1000 años. Para conseguirlo, la tecnología usa un sustrato cerámico en vez de utilizar uno plástico. Los surcos se "cincelan" en esa base que, curiosamente, se parece mucho a la piedra utilizada hace 5000 años. Se cierra el círculo.
Este sustrato no reacciona con el oxígeno ni con la luz y las variaciones de temperatura tienen efectos menores en el disco (mientras que para un DVD convencional son mortales). La limitación actual es que su tamaño es de 4.7 gigas sólo.