7/1/13

La Salve multiforme: un antecesor de la generación automática de textos






Francisco Acuña de Figueroa (Montevideo, 1790 - 1862), es bien conocido como padre de la literatura uruguaya. Poeta neoclásico, se interesó frecuentemente por la estética geométrica y visual del texto, componiendo numerosos acrósticos, laberintos, caligramas y anagramas. Una de sus obras más interesantes- aunque no muy conocida- es la Salve multiforme publicada en 1857 y que puede considerarse una de las obras de generación de texto más elaborada, precursora de los oulipos y de las técnicas de poesía combinatoria digital actual. Se trata, como su nombre indica, de una oración a la Virgen que contiene 44 columnas de 26 frases cada una que pueden combinarse gramaticalmente  con cualquiera de las paráfrasis de los otros grupos, tanto anteriores como posteriores. Se toma una paráfrasis de la primera columna al azar, se sigue con otro fragmento de la segunda columna, otro de la tercera y así sucesivamente hasta completar una larga frase. Hecha esta primera combinación de 44 fragmentos, puede repetirse la operación comenzando nuevamente desde el primer grupo. Acuña indicaba en las instrucciones por él mismo creadas que al final debía añadirse “amén”.


Copiamos a continuación una de las salves propuesta por el propio escritor:

Dios te saluda, emperatriz y jeroglífico de bondades, existencia y consuelo, seguranza nuestra: Dios te embellece; a ti apelamos los expatriados hijos de Adán; a ti clamamos penando y ansiando en este golfo de calamidades; oye, pues, ¡oh perínclita tutora nuestra; fija en nosotros esos tus soles beneficentes; y al fin de este cautiverio ofrécenos al sacro Cordero, tesoro adorable de tus entrañas! ¡Oh pacientísima! ¡Oh generosa! ¡Oh suave celestial María! Intercede por nosotros, magna madre del Crucificado, porque brillemos condignos de obtener las gracias de nuestro Soberano, el buen Jesús. Amén

Se observa rápidamente que esta técnica es exactamente la misma que la, por ejemplo, propuesta en mi ejercicio de generación de texto automático descrito en este enlace, si bien mi ejemplo era muy pobre en comparación con la riqueza del de Acuña. Un cálculo matemático simple permite determinar que esta salve es capaz de generar 9,5464 x 1062 lecturas posibles. Asumiendo que cada permutación pueda leerse en 30 segundos, necesitaríamos 4,7732 x 10 62 minutos, o lo que es lo mismo, 7,95 x 1060 horas, o sea unos 9 x 1056 años. Para comprender semejante magnitud, basta decir que el universo ha existido por sólo 15 x 109 años. Es decir, precisaríamos 6 x 1046  universos completos, un 6 seguido de 46 ceros.